miércoles, noviembre 30, 2016

PREVIA Valladolid - Real Sociedad. El incalculable valor de la Copa

Xabi Prieto, en la última visita liguera al Valladolid, en 2013.
La Copa tiene un valor incalculable y la Real lleva muchos años sin comprenderlo. ¿Será esta, por fin, la ocasión en la que despierte del larguísimo letargo sólo roto por las semifinales que alcanzó en la temporada 2013-2014? Primera prueba de fuego, Valladolid (jueves, 20.00 horas, José Zorrilla, Bein La Liga). Eusebio ya conoce de primera mano los peligros de no tomarse en serio la Copa en la Real, puesto que la eliminación de la pasada temporada ante Las Palmas fue su primera gran decepción. Pero ahora la Real llega al torneo del KO en su mejor momento en años y con la moral por las nubes. La Copa puede ser la gran posibilidad de hacer algo muy grande esta temporada y sería interesante que el equipo lo valorara de esa manera. La posibilidad de que entren varios jugadores poco habituales para tratar de ganarse un puesto en el once tipo por el que apuesta el técnico tendría que ser algo positivo. Pero la Copa tiene un valor incalculable, para bien y para mal. Apostar por ella puede impulsar a la Real a estratos impresionantes. Despreciarla puede dañar la forma del equipo.

No ha tenido mucho margen Eusebio para confeccionar su lista, con lo que el debate sobre las rotaciones es menos intenso de lo que pudiera haber sido. El motivo es que la lista de ausencias obligadas ha subido hasta seis. A las lesiones ya conocidas de Markel, Gaztañaga y Pardo, lo que limita muchísimo las posibilidades de variar el centro del campo, hay que sumar las de Agirretxe, con una sobrecarga que le impide volver en un partido que parecía ideal para ello, Oyarzabal, principal víctima del enorme esfuerzo realizado ante el Barcelona, y un Xabi Prieto que se queda fuera por sanción en la Copa. Ander Bardají se queda fuera como tercer portero, aunque se especulaba con que fuera Rulli el que no viajara, y las dos ausencias por decisión técnica son Héctor y Mikel González. A cambio, entran en la convocatoria los dos potrillos que más suenan en las últimas semanas, el centrocampista Zubeldia y el delantero Bautista.

Eusebio ya tropezó en la piedra de las rotaciones de la Copa hace justo un año, con lo que cabe pensar que habrá cambios pero no una revolución total en el once inicial. Sí se espera a Toño Ramírez bajo palos, ya que Eusebio apostó por el guardameta suplente, Oier, hacer un año. Jugará por delante de una defensa plagada de incógnitas. Parece seguro que Iñigo Martínez y Yuri estarán en el equipo inicial. Lo normal es que los otros dos puestos sean para Zaldua en la derecha y para Elustondo como central diestro. En el centro del campo, Granero podría contar con su primera oportunidad como titular de la temporada, presumiblemente junto a Illarramendi y Zurutuza. Y quizá sea el ataque el que más novedades presente. Da la impresión de que Juanmi y Canales, habituales cambios en los encuentros de Liga, tendrán su oportunidad en el once, y el otro puesto se lo disputarán William José y Vela, con menos opciones a priori para Bautista aunque nada se pueda descartar. Rulli, Carlos Martínez, Raúl Navas, David Concha y Zubeldia apuntan de inicio al banquillo.

Son seis los precedentes de eliminatorias coperas entre Real Sociedad y Valladolid. Cuatro se decantaron del lado del equipo txuri urdin y dos del de los blanquivioleta. Dos de esas eliminatorias necesitaron de un partido de desempate, el de la temporada 1940-1941 cayó del lado de la Real por 3-1 y el de la 1951-1952 fue para el Valladolid por 2-1. Eso sí, en esos seis enfrentamientos, sólo en una ocasión la Real consiguió sacar la victoria de Pucela. Fue en la temporada 1981-1982, cuando la victoria por 0-2 con goles de Diego y Periko Alonso permitió a los realistas pasar de ronda tras el 3-3 registrado en Atotxa en el partido de ida. La estadística en el campo vallisoletano se completa con cuatro derrotas y un empate. La Real sólo marcó en dos ocasiones en un partido en Valladolid, en la mencionada victoria de la 1981-1982. El último duelo copero entre ambos equipos, en la 1982-1983, se saldó con triunfo local por 1-0, aunque se le dio la vuelta a la eliminatoria con un 3-0. La última vez que Real y Valladolid se vieron en Liga en Pucela fue en la 2013-2014 y acabó con empate a dos.

La Real no suele comenzar la Copa con buen pie. A la larga lista de eliminaciones en primera ronda y ante rivales de menor entidad, suma otra estadística peligrosa. En las últimas once temporadas, sólo consiguió arrancar la competición con victoria en dos ocasiones, con el 1-0 ante el Zaragoza de la temporada 2008-2009, todavía en Segunda División y en eliminatoria a partido único, y con el 4-1 ante el Granada de la 2011-2012, que sirvo para pasar de ronda a pesar del 2-1 favorable al equipo andaluz en el partido jugado en su tierra. El resto de esos encuentros se saldaron nada menos que con seis derrotas y tres empates, igualadas que no obstante sólo dieron con los huesos de la Real fuera de la competición en la primera de ellas, en la temporada 2005-2006, cuando al 1-1 logrado en Zamora siguió la tanda de penaltis más catrastrófica de la historia de la Real, sin llegar a transformar uno solo.

sábado, noviembre 26, 2016

PREVIA Real Sociedad - Barcelona. El trampolín a otra Liga

Así hizo Oyarzabal el 1-0 de la temporada pasada ante el Barça.
Quién le iba a decir a la Real, sobre todo hace poco más de un mes cuando las dudas arreciaban en el entorno del club y con total legitimidad viendo la irregularidad del equipo, que iba a llegar a la decimotercera jornada con la posibilidad de ponerse a un punto del todopoderoso Fútbol Club Barcelona (domingo, 20.45 horas, Anoeta, Movistar Partidazo). Pues exactamente eso es lo que se juega el equipo de Eusebio en la visita del de Luis Enrique a Anoeta, escenario en el que el Barça ha cosechado un empate y cinco derrotas en los seis encuentros jugados en Liga desde el último ascenso txuri urdin en 2010. Es el trampolín a otra Liga en la que la Real no siempre se ha querido ver, al menos públicamente. Pero la palabra ambición se ha colado ya en el vocabulario del vestuario realista y este partido se afronta como lo que es, una oportunidad inmensa para que el equipo se instale ya del todo en la parte alta de la clasificación.

Y como las cosas marchan bien, Eusebio no ha querido tocar absolutamente nada, empezando por la convocatoria. Los mismos 18 que viajaron a Gijón son los que afrontarán este choque ante el Barcelona. La enfermería no ha cambiado en la última semana y siguen fuera de combate los mismos jugadores, Markel, Pardo y Gaztañaga. En cuanto a los descartes, también los mismos. Agirretxe, que tendrá que esperar todavía para reaparecer, Zaldua y Hñector. Granero, por tanto, vuelve a estar entre los 18 escogidos y esperando también para debutar en la presente temporada. Como ya sucedió hace una semana, Eusebio no echa mano del Sanse para esta jornada, con lo que tanto Zubeldia como Bautista, que son los dos potrillos de los que más se ha hablado durante las últimas semanas, tendrán que seguir esperando para hacerse un hueco con el primer equipo.

Sin cambios en la convocatoria, tampoco se espera que los haya en el once. De esta forma, y como ya sucedió en Gijón, jugarán Rulli en la portería, con Iñigo Martínez y Raúl Navas en el centro de la defensa y Carlos Martínez y Yuri en los laterales. Illarramendi, Zurutuza y Xabi Prieto volverán a formar el centro del campo y la línea más ofensiva estará compuesta por Oyarzabal, Vela y William José. Cualquier variación de este once tipo ahora mismo sería una inmensa sorpresa, incluso teniendo delante a un equipo como el Barcelona y ante el que casi todos los equipos, incluyendo la Real, han introducido cambios más defensivos en muchas ocasiones. En el banquillo esperarán Toño como guardameta suplente, Elustondo, Mikel González, Granero, Canales, David Concha y Juanmi.

La Real, con su racha de cuatro victorias consecutivas, se ha aupado hasta la quinta posición gracias a sus 22 puntos, los mismos que el Villarreal, el equipo que cierra la zona Champions, y a cuatro del Barcelona, segundo clasificado, que a su vez persigue al líder, al Real Madrid, que le saca cuatro puntos de ventaja. No podría llegar este partido en mejor momento para la Real, que ha ganado sus cuatro últimos partidos, con un balance goleador de 10-1, y que también cuenta por victorias sus cuatro últimas comparecencias ante su afición. Sólo el Villarreal ha encajado menos goles como local que la Real, y eso que por Anoeta ya han pasado Real y Atlético de Madrid. Los números del Barcelona a domicilio, en todo caso, asustan, y es que ha ganado cinco de los seis partidos que ha disputado lejos del Camp Nou. Sólo el Celta le ha ganado, en un frenético partido que acabó 4-3, y su balance goleador como visitantes es de 8-19, el Barça lleva cinco jornadas sin ganar un partido por más de un gol, venció cuatro por la mínima y empató la pasada jornada a cero en casa ante el Málaga.

El Barcelona ha visitado San Sebastián en 69 ocasiones, siempre en Primera División, y el balance es de 29 triunfos para la Real, 17 del Barça y 23 empates. La mayor goleada txuri urdin, 4-1, se ha dado en dos ocasiones a lo largo de la historia, en la temporada 1930-1931, con goles de Cholín, dos de Bienzobas y Mariscal; y en la 1987-1988, con tantos de Górriz, doblete de Zamora y otro gol de Bakero. El mayor correctivo que el equipo blaugrana ha infringido al txuri urdin es el 0-6, logrado además con todos sus goles en la primera mitad, con el que acabó el encuentro de la temporada 2000-2001. En Anoeta son ya veinte los encuentros ligueros, con un balance de ocho triunfos para la Real, siete empates y cinco victorias del Barcelona. La última data de la temporada 2006-2007. Desde entonces, y tras el paso realista por Segunda, un empate a dos en la temporada 2011-2012 y cinco victorias de la Real nada menos. Nadie ha sumado más puntos contra el Barça en casa en estos años.

El último de estos duelos, el de la pasada campaña, la 2015-2016, acabó con el triunfo de la Real por 1-0 con un espléndido tanto de Oyarzabal. El precioso testarazo del canterano en el minuto 4 de partido, digno del mismísimo Kovacevic y tras un magnífico centro de Xabi Prieto, bastó para liquidar el encuentro. Rulli ya había salvado a la Real con una espléndida salida ante Munir antes del tanto decisivo y después se convirtió en un auténtico muro. En la primera mitad sacó una mano portentosa tras un disparo de Arda que había rebotado en la pierna de Diego Reyes. En la segunda sacó un disparo lejano de Iniesta que buscaba la escuadra y protagonizó una antológica estirada para impedir el gol de falta de Neymar, además de oponerse a un disparo a bocajarro de Messi. Oyarzabal y Rulli fueron los nombres destacados de una bravísima Real que hizo lo que parecía imposible, sumar la cuarta victoria consecutiva ante el Barcelona.

martes, noviembre 22, 2016

El Molinón, el estadio de Primera que más victorias de la Real ha visto

La Real celebra el triunfo en El Molinón del domingo.
La victoria de la Real en El Molinón el pasado domingo ha tenido un toque histórico que ha pasado algo desapercibido. Era el decimotercer triunfo que lograba la Real en el mítico escenario en el que logró su primera Liga, en un día en el que paradójicamente no consiguió ganar el encuentro a pesar del momento histórico que supuso, y eso ha hecho del estadio gijonés el que más victorias del equipo txuri urdin ha visto en Primera División. Hasta este domingo, ese honor lo compartían también el Ramón Sánchez Pizjuán y el ya desaparecido San Mamés.

En esas dos ciudades ya ha ganado también en trece ocasiones, pero no en el mismo estadio. En Bilbao el último triunfo fue ya en el nuevo San Mamés, el 0-1 de la temporada pasada, y además lo ha logrado en un número muy superior de partidos, casi el doble, 70 contra el Athletic contando ya el de esta temporada, por los 37 que acumula contra el Sporting. En el caso del Sevilla, sucede casi lo mismo, han sido 57 encuentros, aunque el actual feudo sevillista se inauguró en 1958, y las primeras doce visitas fueron al campo de Nervión. Eso sí, el Sánchez Pizjuán puede recuperar este empate histórico con El Molinón en la 37ª jornada de Liga, que es cuando la Real visitará la ciudad hispalense.

La Real ha vencido en El Molinón en las temporadas 1953-1954 (0-1, gol de Sarasqueta), 1974-1975 (0-2, los dos de Satrústegui), 1979-1980 (0-1, gol de López Ufarte), 1981-1982, (2-3, tantos de Satrústegui, Uralde y López Ufarte), 1983-1984 (1-2, Larrañaga y Uralde), 1986-1987 (0-1, Ablanedo en propia puerta), 1991-1992 (0-1, gol de Alkiza), 1992-1993 (2-4, con sendos dobletes de Luis Pérez y Uría), 1994-1995 (1-2, doblete de Joseba Etxeberria), 1997-1998 (0-2, goles de Cvitanovic y Aldeondo), 2010-2011 (1-3, con tantos de Xabi Prieto, Zurutuza y Aranburu), 2011-2012 (1-2, los dos de Agirretxe) y la presente 2016-2017 (1-3, Xabi Prieto, Zurutuza e Iñigo Martínez).

sábado, noviembre 19, 2016

PREVIA Sporting - Real Sociedad. Prueba de fuego para creer

Bruma, Illarra y Prieto, en el ridículo de la pasada Liga.
Después de tres victorias consecutivas, incluyendo la de enorme prestigio que logró la pasada jornada ante el Atlético de Madrid, la Real se encuentra ante una prueba de fuego para creer, de verdad, que esta temporada sí está dispuesta a dar la batalla por los puestos que merece por historia, presupuesto y, sobre todo, plantilla, los europeos. Ante el Sporting (domingo, 18.30 horas, El Molinón, beIN Sports) se juega exactamente eso, puesto que de ganar supera nada menos que al mismo Atlético. Los de Eusebio ponen a prueba su buena racha de resultados ante un rival en puestos de descenso, necesitado de triunfos tras un largo tiempo sin conocer la victoria, en un campo de gratísimo recuerdo para la historia txuri urdin, pues allí se logró el primer título de Liga en 1981, y justo antes de recibir en Anoeta al Fútbol Club Barcelona. No hay duda alguna de que ganar sería un espaldarazo casi definitivo para que la fe y la moral se conviertan en aliados fundamentales en los próximos meses.

Al conocerse la lista, Eusebio ha dejado en nada las dos novedades que se esperaban. Ni Agirretxe, la gran noticia de la semana, se ha incorporado a la primera convocatoria después de recibir el alta de su lesión, ni Zubeldia se ha hecho un hueco con los mayores ante las bajas del centro del campo. Ni siquiera Bautista va a dar el salto esta jornada, a pesar de que ha añadido un hat trick en este mismo fin de semana con el Sanse para seguir reclamando oportunidades en el primer equipo. Son tres las ausencias por lesión, ya conocidas, y todas ellas en el centro del campo. Se trata de Gaztañaga, Markel y Pardo. Y debido a esa situación, la gran noticia de la convocatoria, la que no han sido ni Agirretxe ni Zubeldia, es la entrada por primera vez de Granero. Las ausencias por decisiones técnica tampoco aportan sorpresas, puesto que los que se quedan fuera son los mismos que han estado fuera en las últimas jornadas a excepción de Granero, el portero Bardají y los laterales Héctor y Zaldua.

Teniendo en cuenta que en la lista sólo hay un cambio, el de Granero por Pardo, tampoco se esperan demasiadas novedades en el once de Eusebio y es más que probable que vuelva a alinear a su equipo tipo de las últimas semanas, que sólo ha modificado en la defensa y por sanción o lesión, nunca por decisión técnica. De esta manera, Rulli estará bajo palos, con Yuri y Carlos Martínez en los laterales e Iñigo Martínez, que volvería así al campo tras cumplir un partido de sanción, y Raúl Navas como centrales. Por delante de ellos, el centro del campo lo formarán Illarramendi, Zurutuza y Xabi Prieto, mientras que los puestos de ataque los ocuparán Oyarzabal, Vela y William José. Para el banquillo quedarán Ramírez como guardameta suplente, Mikel González, Elustondo, Granero, Canales, David Concha y Juanmi.

Los tres triunfos consecutivos de las jornadas previas al parón de selecciones auparon a la Real a la sexta plaza, zona europea. La Champions, de hecho, está a dos puntos, los que separan al equipo txuri urdin del Atlético de Madrid al comienzo de la jornada. Su rival, el Sporting, cierra la zona de descenso en la decimoctava posición, con apenas 9 puntos. Mientras la Real suma tres victorias seguidas y cuatro en los cinco últimos partidos, con la única derrota de San Mamés, el Sporting acumula ocho partidos sin ganar, en los que apenas ha logrado tres puntos. Esas dos victorias que sumó en sus dos primeros encuentros en El Molinón, ambas por 2-1 ante Athletic y Leganés, hacen que el Sporting no sea ni mucho menos un mal equipo en casa, donde suma 7 puntos, más que otros siete equipos de Primera. Allí sólo han ganado el Barcelona (0-5) y el Valencia (1-2). La Real, por su parte, no sabe empatar lejos de Anoeta, dos victorias, ambas por 0-2 ante Osasuna y Leganés, y tres derrotas, en Villarreal, Eibar y Bilbao.

Sporting y Real Sociedad se han enfrentado en Gijón en 45 ocasiones. De ellas, 36 han sido en Primera División, con un saldo favorable a los locales, que vencieron en 17 ocasiones por los once triunfos realistas y los ocho empates que completan la estadística. La mayor goleada lograda por el cuadro txuri urdin es el 2-4 de la temporada 1992-1993, con sendos dobletes de Luis Pérez y Uría. Por contra, la victoria más abultada del equipo asturiano es el 6-2 de la temporada 1977-1978. La derrota de la pasada temporada rompió una espléndida racha en El Molinón en la máxima categoría, puesto que la Real enlazó nada menos que seis visitas sin conocer la derrota, con cuatro victorias y dos empates. El cuadro estadístico se completa con ocho encuentros en Segunda, en los que los realistas no conocen la victoria, con seis victorias del Sporting y dos empates, y un encuentro más en la fase de ascenso de la temporada 1942-1943, también con triunfo local por 2-1.

La pasada temporada, la 2015-2016, la Real recibió el mayor correctivo de la Liga precisamente en El Molinón, un asombroso 5-1 imposible de explicar, precisamente porque llegó cuando parecía que el juego de toque propugnado por Eusebio empezaba a cuajar. Pero el equipo txuri urdin hizo un partido lamentable. Ya en los primeros diez minutos tiró por la borda sus opciones de puntuar poniéndose por debajo en el marcador por 2-0. A los 14 segundos cayó el primero, obra de Carmona tras un fallo de Rulli. A los 8 minutos, Ndi aumentó la ventaja de los locales. Vela, el único realista mínimamente destacable, recortó distancias a los 36 minutos. Pero la Real nunca creyó en el partido ni en la remontada, y ahí comenzó la debacle, con un hat trick de Sanabria que comenzó antes del descanso, en el minuto 43, y que redondeó en la segunda mitad, en el 53 y en el 81, cerrando un ridículo realista histórico.

viernes, noviembre 04, 2016

PREVIA Real Sociedad - Atlético de Madrid. El peor rival en el mejor momento

Vela, en el encuentro ante el Atlético la pasada campaña.
La Real es sexta, ocupa puestos europeos por primera vez en la temporada y por su fútbol es fácil decir que está pasando por su mejor momento. Pero ahora llega el peor rival posible, el Atlético de Madrid (sábado, 16.15 horas, Anoeta, beIN Sports), el equipo que más ha ganado en Anoeta desde el ascenso y uno de los candidatos al título de Liga y, por supuesto, al de la Champions League. Llega, además, con la amenaza de Antoine Griezmann, que ya sabe lo que es marcarle a la Real tanto en Anoeta como en el Vicente Calderón, y después de una pequeña crisis de juego, que no de resultados, ante la que seguro querrán reaccionar los de Simeone. Pero la Real de Eusebio ya ha dejado pasar los dos partidos más grandes de lo que llevamos de temporada, ante el Real Madrid y ante el Athletic, y no querrá repetir una actuación tan pobre como la de aquellos dos decepcionantes encuentros. La lucha, desde luego, está servida.

Apenas hay novedades en la lista de Eusebio para afrontar este encuentro. Iñigo Martínez es la ausencia más notable, ya que se pierde este encuentro tras ver en Leganés su quinta tarjeta amarilla del curso. Y el que entra en su lugar es Bautista para dar más opciones ofensivas al equipo. Las ausencias son las ya conocidas. Agirretxe, Markel, Granero y Gaztañaga son quienes no pueden estar a disposición del técnico por diversas dolencias físicas, y las ausencias por decisión técnica, que no son más que dos, además por supuesto de la del tercer portero, Ander Bardají, manifiestan una clara continuidad con respecto a convocatorias anteriores, puesto que Eusebio ha dejado fuera a los dos laterales que perdieron su sitio precisamente por sendas lesiones, Zaldua y Héctor. Rulli, que había sido duda por un golpe con Juanmi, sí que está en la lista.

No es nada descabellado pensar que Eusebio repetirá el once de semanas anteriores viendo el buen resultado que le ha venido dando, aunque hay un cambio obligado. Rulli, por supuesto, estará bajo palos. Es fijo Raúl Navas, y el otro puesto en el centro de la zaga, el que deja libre el sancionado Iñigo Martínez, se lo disputan Mikel González y Aritz Elustondo sin que parezca nada claro si hay un favorito. Los laterales, al no haber muchas más opciones, sólo la del mencionado Elustondo por la derecha, serán Carlos Martínez y Yuri. En el centro del campo lo normal es que repitan Illarramendi, Zurutuza y Xabi Prieto. Y en ataque parece que Oyarzabal, Vela y William José tienen todas las papeletas para seguir en el once. De ser así, el banquillo lo completarán Toño Ramírez, el central descartado para el once como único defensa en la suplencia, Pardo, Canales, David Concha, Juanmi y Bautista.

La victoria de la Real en Leganés ha llevado a los de Eusebio a la sexta plaza con 16 puntos, los mismos que tiene su actual perseguidor, el Athletic, y cinco por debajo del Sevilla, el equipo que cierra la zona Champions. La zona de descenso, cada vez más lejos, queda ya a siete puntos. El Atlético es tercero con 21, a tres del líder, el Real Madrid. La Real acumula ya tres victorias consecutivas en Anoeta, ante Las Palmas, Betis y Alavés, con un espléndido balance goleador de 8-1, y ya sólo hay cuatro equipos que hayan sumado más puntos que el de Eusebio en su propio estadio. El conjunto madrileño, por su parte, es el tercer mejor visitante del campeonato, por supuesto sólo por detrás de Real Madrid y Barcelona, y sólo ha perdido un partido a domicilio, 1-0 ante el Sevilla, precisamente la última vez que jugó lejos del Calderón. El peligro está en que los de Simeone son los que menos tantos han encajado fuera de su estadio, apenas dos, el ya mencionado del Sevilla y el que le marcó el Barcelona en su empate en el Camp Nou.

Aunque la estadística está claramente del lado de la Real, hay que considerar la historia reciente como un enemigo más a la hora de abordar este partido. En total, Real Sociedad y Atlético de Madrid se han visto las caras en San Sebastián en 64 ocasiones, siempre en Primera División. La mitad de los duelos, 32, se quedaron en casa, 18 volaron a la ribera del Manzanares y los 14 restantes finalizaron en empate. Pero desde que la Real volvió a Primera en 2010, en esos seis encuentros disputados, la Real sólo consiguió ganar uno, el 2-1 de la temporada 2014-2015 con Asier Santana en el banquillo como puente entre Arrasate y Moyes, y perdió los cinco restantes. En esos choques, la Real sólo ha marcado cinco goles, por catorce del Atlético. La mayor goleada lograda por el equipo txuri urdin es el 6-1 de la temporada 1951-1952, con goles de Alsúa, Barinaga, Epi, dos de Igoa y Ontoria. Por contra, la victoria colchonera más holgada es el 0-4 logrado en las 1984-1985 y 2011-2012.

La última vez que Real y Atlético jugaron en Anoeta, la temporada pasada, el triunfo fue para los madrileños. Y fue un encuentro muy polémico por la nefasta actuación de Iglesias Villanueva. El partido fue horrible por ambas partes. Griezmann adelantó al Atlético en el minuto 8 al aprovechar la candidez defensiva de la Real para plantarse delante de Rulli y picar el balón sobre el portero realista para abortar su salida. Fue la única gota de clase en todo el partido y el escasísimo mérito anotado por el Atlético para hacerse con la victoria. Las pérdidas de tiempo del equipo visitante, lejos de provocar tarjetas, acabó con la expulsión de Diego Reyes por protestarlas cuando quedaban dos minutos. Pero Iglesias Villanueva dejó lo mejor para el final. En la siguiente jugada, escamoteó un clarísimo penalti sobre Jonathas, y en el contraataque subsiguiente Carrasco hizo a placer el 0-2. A Iglesias Villanueva le dio tiempo a coronar su cobarde actuación con otra expulsión por protestar, la de Jonathas.

jueves, octubre 27, 2016

PREVIA Leganés - Real Sociedad. Un nuevo escenario

Vela celebra su gol ante el Alavés.
La Real visita Leganés por primera vez en su historia (viernes, 20.45 horas, Butarque, Gol). Un nuevo escenario futbolístico, pero también un nuevo escenario para el futuro más inmediato de la Real. Lo apretado de la clasificación ha hecho que las enormes decepciones que supusieron las derrotas en Ipurua primero y en San Mamés después se hayan convertido tras superar con claridad al Alavés en una nueva oportunidad de asaltar las plazas europeas y entrar de lleno en la lucha por las competiciones continentales. Para ello, la Real tiene que mejorar sus prestaciones a domicilio y lo hará, presumiblemente, manteniendo el plan que le ha hecho brillar en Anoeta. Cabe suponer que Eusebio no volverá a cometer el error de Eibar, el de jugar a lo que quieran los locales para ver si la teórica superioridad de la Real basta para decantar el partido. El camino se ha visto claro con las tres victorias seguidas en Anoeta. Ahora toca ganar ya fuera.

No había mucho margen para la sorpresa en la lista de Eusebio para el desplazamiento a Leganés y, efectivamente, no hay muchas noticias destacadas en la convocatoria que ha confeccionado el técnico para este partido. Las bajas médicas son las ya conocidas, las de Agirretxe, Markel y un Granero que no levanta cabeza, y que al ostracismo que vive esta temporada, que todavía no le ha permitido entrar en convocatoria alguna, suma ahora estos problemas físicos que le descartan para este encuentro. Y los descartes por razones técnicas son los jugadores que han salido recientemente de lesiones, como son Zaldua, Héctor y Gaztañaga, con lo que Eusebio no ha tenido que hacer demasiadas cábalas. Lo más estacado, de esta manera, es que Mikel González vuelve al grupo y que Bautista regresa al Sanse sin haber disfrutado de una segunda oportunidad después de los minutos finales que jugó en el encuentro ante Las Palmas.

Viendo que la apuesta de Eusebio es clara, no sería de extrañar que su once tipo siguiera teniendo continuidad. De esta manera, jugarían Rulli bajo palos, con Carlos Martínez y Yuri en los laterales, Raúl Navas e Iñigo Martínez como centrales, un centro del campo formado por Illarramendi, Zurutuza y Xabi Prieto y una línea ofensiva compuesta por Oyarzabal, Vela y William José. Es difícil aventurar si el técnico realista tiene guardado alguna sorpresa en la manga, que podría pasar más bien por dar descanso a alguno de sus atacantes que a uno de sus centrocampistas. Si no hay sorpresas, el banquillo, otra vez sin laterales, lo formarían Toño Ramírez, Aritz Elustondo, Mikel González, Pardo, Canales, David Concha y Juanmi.

Como hace dos jornadas, la Real vuelve a estar en disposición de pegar un gran salto en la clasificación tras su triunfo ante el Alavés en Anoeta. El equipo txuri urdin es séptimo con 13 puntos, sólo dos por debajo del último puesto de la zona europea, ahora mismo en poder del Athletic con 15. El Leganés, por su parte, es decimocuarto con diez puntos. La Real necesita mejorar sus números a domicilio para aspirar de verdad a la zona alta de la tabla, puesto que ha perdido tres de los cuatro partidos que ha jugado lejos de Anoeta y sólo puntuó en El Sadar, campo en el que ganó por 0-2. No parece casualidad que ese triunfo llegase en la única ocasión en la que la Real logró mantener su portería a cero. El Leganés es uno de los cuatro equipos que aún no ha ganado en su propio estadio, ha perdido tres encuentros y sólo ha sido capaz de empatar uno, a cero ante el Atlético de Madrid. Los madrileños, además, todavía no han marcado más de un gol ante su público.

No hay precedentes para este encuentro, la Real nunca ha jugado en Leganés en partido oficial en ninguna competición. Pero el cuadro txuri urdin sí puede sacar lecciones importantes de sus más recientes primeras veces en campos ajenos, que no le han dejado muy buenos recuerdos. El último equipo contra el que jugó por primera vez en Primera División fue el Eibar, y aquel partido de la temporada 2014-2015 finalizó con un 1-0 a favor del cuadro local. Algo mejor le fueron las cosas al conjunto realista ante el último equipo contra el que debutó en Segunda División, que fue el Villarreal B en la temporada 2009-2010, puesto que aquel partido, jugado en la Ciudad Deportiva de los castellonenses, acabó con empate a uno. Y su última primera vez en la Comunidad de Madrid fue ante el Getafe, en la temporada 2004-2005, en un partido que acabó con un contundente 2-0 para los locales.

viernes, octubre 21, 2016

PREVIA Real Sociedad - Alavés. Otro derbi para curar heridas

Aranburu, en la última visita del Alavés.
La manera en la que la Real rompió su racha sin perder en los derbis contra el Athletic fue dolorosa. Lo fue por la remontada de los bilbainos, porque los de Eusebio no supieron manejar una situación ventajosa en San Mamés y porque eso privó al conjunto txuri urdin de pegar un salto fantástico en la clasificación. Para curar esas heridas llega otro derbi, el último de la primera vuelta, ante el Alavés (sábado, 18.30 horas, Anoeta, Bein Sports). Y es necesario que la Real recupere la imagen dada en sus dos últimos partidos en casa como paso previo a la ansiada regularidad que permita crecer en la tabla y apostar por objetivos más ambiciosos. Sin eso, es imposible pensar en Europa, a pesar de que tendría que ser el objetivo de este equipo. La Real sigue pisando terrenos muy peligrosos de desilusión, y no logra encadenar una racha que haga que los aficionados recuperen el ánimo para ver a los suyos en plazas olvidadas desde la temporada 2012-2013, que cada vez empieza a parecer más lejana.

Dos son las grandes novedades de la convocatoria. La primera, el regreso de Rubén Pardo, como ya se podía intuir después de que se quedara fuera en la lista para el derbi ante el Athletic. La otra gran noticia es la ausencia de Mikel González, relegado ahora mismo a cuarto, puede que incluso quinto central del equipo a pesar de haber empezado la temporada de titular. Y también destaca la incorporación del potrillo Bautista, que puede tener una nueva oportunidad con el primer equipo. Las ausencias por lesión son las ya conocidas, las de Agirretxe, Gaztañaga, ambos todavía inéditos en la presente temporada, Zaldua y Markel, quien al parecer estará algunas semanas fuera de juego. Héctor, aunque está recuperado, aún no entra de nuevo en el grupo. Lo que ya ha dejado de ser noticia, en cambio, es la ausencia de Granero, un nuevo fracaso de la Real en su gestión de jugadores, porque hablamos de una de las fichas más altas, de un jugador del que nunca se ha hablado claro en público y que ni se aprovecha en el campo ni se ha conseguido colocar en los despachos.

A pesar del revés que supuso la derrota ante el Athletic, no parece que Eusebio vaya a cambiar mucho el equipo con respecto al que jugó en San Mamés, incluso no es descartable que se vuelva a repetir el once. No habrá cambios bajo palos, con Rulli como guardameta. En la defensa podría entrar Elustondo, tanto en la derecha por las molestias de Carlos Martínez que no le han impedido entrar en la lista como en el centro junto a Iñigo Martínez y en lugar de Navas. Yuri será el lateral zurdo. Por delante de él, salvo sorpresa parecen innegociables Illarramendi y Zurutuza. En la tercera plaza del centro del campo podría repetir Xabi Prieto, pero tienen sus opciones Pardo y el propio Oyarzabal Y a pesar de los buenos minutos finales de San Mamés se produjeron con Canales, Concha y Juanmi sobre el campo, se presupone que repetirán Vela, el mencionado Oyarzabal y William José. Toño Ramírez y Bautista también estarán en el banquillo.

La derrota en San Mamés cortó de nuevo la progresión que podría haber llevado a la Real a la zona noble de la clasificación. Los de Eusebio son décimos con diez puntos, a cinco de la sexta plaza, la que ahora mismo ocupa el Athletic, al que habría superado de haberle derrotado en el último encuentro. El Alavés está justo por delante de la Real, en la novena plaza, aunque con los mismos puntos. Ojo al equipo vitoriano, que fuera de casa ha marcado en los cuatro partidos que ha jugado y sólo ha perdido uno, 2-1 ante el Valencia. Ya ha conseguido, nada menos, empatar a uno en el Calderón y ganar 1-2 en el Camp Nou. La Real, por su parte, se ha dejado puntos en dos de sus encuentros en Anoeta, el empate a uno ante el Espanyol y la derrota ante el Real Madrid por 0-3, aunque ya suma dos victorias consecutivas en su propio estadio y busca la tercera ante el Alavés. Los de Eusebio han encajado al menos un gol casi siempre en Anoeta, sólo dejó su portería a cero ante el Betis.

En esta ocasión, la historia juega como aliado realista. De los 17 encuentros que han jugado en Donostia estos dos equipos, el Alavés sólo ha conseguido vencer en uno, y de eso hace ya casi quince años, fue el 1-2 de la temporada 2001-2002, con la remontada exprés al final del partido tras el gol de Kovacevic para la Real. En Primera han sido once los duelos, con seis victorias realistas, cuatro empates y la mencionada victoria del Alavés. La mayor goleada txuri urdin es el 4-1 de la muy lejana temporada 1931-1932, con goles de Cholín, Bienzobas, Chivero y Garmendia. En Segunda, casi pleno de triunfos para la Real, cinco en los seis encuentros jugados, incluyendo la mayor goleada al Alavés, el 5-1 de la 1942-1943 con tres tantos de Ontoria y uno tanto de Bidegain como de Unamuno. Eso sí, la última visita del Alavés a Anoeta, en la categoría de plata, fue justo el partido en el que la Real no ganó, acabó con 1-1.

Ese encuentro fue en la temporada 2008-2009. A pesar de que la Real consiguió ponerse en ventaja a los 13 segundos de encuentro, los de Lillo no supieron aprovechar una completísima primera mitad para sentenciar el encuentro. Sergio hizo el gol, y Elustondo tuvo la más clara ocasión de aumentar la cuenta estrellando un cabezazo en el larguero. Pero casi al filo del descanso un disparo lejano de Emilio Sánchez sorprendió a Bravo y puso el 1-1 que resultó definitivo. El resultado podría haber sido otro si Del Cerro Grande hubiera señalado dos claros penaltis o si no hubiera consentido el juego brusco del Alavés, que se saldó con la sustitución de un lesionado Xabi Prieto y con apenas una tarjeta más para los visitantes que para la Real. Para la última visita del Alavés a Anoeta en Primera, hay que remontarse a la temporada 2005-2006, encuentro que se saldó con la victoria de la Real por 2-1 con dos goles de Barkero a balón parado, el primero de penalti y el segundo de falta directa.